MARTIN RIOS: EL GRAN HÉROE DE BROWN DE ADROGUÉ

Usar puntuación: / 0
MaloBueno 
INTERÉS GENERAL

Martín Ríos, el arrecifeño que eliminó a Independiente de la Copa Argentina

El arquero fue la gran figura en la histórica clasificación de Brown de Adrogué a los octavos de final tras vencer a Independiente. El arreficeño se agigantó en la definición por penales en donde eliminaron nada menos que al Rey de Copas. El experimentado portero tiene 41 años, a los 14 ya atajaba en el club Villa Sanguinetti y cuenta con más de 600 partidos en primera.

Con más de 600 partidos en primera división, el arrecifeño Martín Ríos volvió a convertirse en héroe en la noche de este lunes en cancha de Lanús, cuando Brown de Adrogué eliminó a Independiente de la Copa Argentina y se clasificó para octavos de final.

 

El Rojo se había puesto en ventaja a los 24′ con un penal ejecutado por Silvio Romero tras una falta cometida por Ríos a Emanuel Gigliotti, sanción discutida porque el arquero pareció haber tocado al delantero cuando aún no había entrado al área.

 

A los 40′, Martín evitó el 2-0 de Independiente con una gran atajada ante un remate al primer palo del propio Romero. Y a los 5′ del complemento, voló sobre su derecha para sacarle un cabezazo abajo a Guillermo Burdisso, en otra gran intervención.

 

A los 18′ del segundo tiempo, los de Adrogué llegaron al empate por intermedio de Juan Olivares y los dirigidos por Ariel Holan no pudieron volver a quebrar la resistencia de Brown. En la definición por penales, Ríos se transformó en la gran figura.

 

El arquero arrecifeño se agigantó al tapar los disparos de Emanuel Brítez y Jorge Figal, superando nada menos que al arquero de la Selección de Uruguay, Martín Campagna, que sólo pudo detener un remate. Brown se impuso 4-3 y eliminó al Rey de Copas.

 

"Me pasaron los datos y me olvidé"

 

Increíble: el arquero de Brown de Adrogué, que les atajó los penales a Brítez y Figal, contó que el entrenador de arquero le había indicado cómo pateaban los rivales y ni siquiera lo recordó.

 

Martín Ríos:

El arquero arrecifeño se inició en Villa Sanguinetti, club en el que debutó en la primera local con tan sólo 14 años, de la mano del recordado Negro Benítez.

Surgió al fútbol grande de las divisiones inferiores de Boca Juniors pero debutó en primera división en Huracán, club con el que ascendió de la B Nacional en 2000. Luego pasó por Ferro Carril Oeste y dos años más tarde emigró a Universidad Católica de Ecuador, equipo con el que logró su segundo ascenso (de la Serie B a la Serie A ecuatoriana), en 2007.

 

De regreso a la Argentina, Martín pasó por Juventud Alianza de San Juan y Deportivo Maipú de Mendoza, para luego ser incorporado por Estudiantes de Buenos Aires, donde sobresalió en la Copa Argentina. Con su actual equipo, Brown de Adrogué, consiguió su tercer ascenso, cuando en 2015 subió a la B Nacional.